Cosas que me gustan de Japón (parte 2 de 1 millón)

para Aquel Señor, siempre

  1. Los escusados que parecen naves espaciales -a pesar de que uno de sus chorros de agua a presión me robó mi otra inocencia (en palabras de Catón: no entendí)
  2. La facilidad que tienen los japoneses para dormir en el transporte público
  3. Las flores comestibles
  4. Los concursos de baile en la televisión
  5. Comunicarnos con dibujos
  6. Saltar de piedra en piedra en los lagos de los templos
  7. El taxista de Tokio que nos llevó al aeropuerto y nos puso música en español después de que le dijimos que somos mexicanos–no tuvimos el corazón para decirle que Gloria Estefan es cubana
  8. Los pañuelos de las sobrecargos del tren
  9. La costumbre de poner el adjetivo “Japanese” al frente de todo –de TODO-, por si no nos había quedado claro que estamos en Japón: Japanese pickles, Japanese curry, Japanese fish, Japanese toilet
  10. Los pasajeros de las lanchas del río de Osaka, presumiendo su mejor sonrisa y saludando a toda la gente

Cosas que me gustan de Japón (parte 1 de 1 millón)

para Aquel Señor, por compartir las mismas obsesiones

  1. Observar a los jardineros y envidiar su trabajo
  2. La taxista de Kioto que nos platicó en japonés durante un trayecto de diez minutos –parecía que nos estaba contando chistes- sin darse cuenta que no entendemos ni hablamos japonés
  3. Los empleados de las estaciones de tren cuya única función es saludar a los viajeros
  4. El chef que sacó un libro de biología para explicarnos qué tipo de pescado comeríamos
  5. La música relajante del shinkansen (tren bala) para avisar la llegada a una nueva estación
  6. La expresión de sorpresa de los japoneses cada vez que decíamos México
  7. Los peinados despeinados de la juventud (y de la no tan juventud también)
  8. Los bebés tan bien portados que parecen muñecos de trapo colgados de sus madres
  9. Los venados de Nara comiendo pedazos de papel
  10. Las calcetas de los uniformes escolares, con animalitos bordados en la pantorrilla